Send CathInfo's owner Matthew a gift from his Amazon wish list:
https://www.amazon.com/hz/wishlist/ls/25M2B8RERL1UO

Author Topic: El Rito Mozarabe  (Read 11731 times)

0 Members and 1 Guest are viewing this topic.

Offline poche

  • Hero Member
  • *****
  • Posts: 16730
  • Reputation: +1217/-4688
  • Gender: Male
El Rito Mozarabe
« on: September 04, 2014, 12:44:16 AM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • Yo quiero saber que opinan nuestros lectores sobre el rito mozarabe y en particular el breviario?



    http://www.lexorandi.es/mozarabe.html

    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #1 on: September 08, 2014, 01:25:37 AM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • En el rito hispánico, a cada una de las invocaciones y peticiones del Padre nuestro se responde individual o comunitariamente con un Amén de asentimiento.

    San Isidoro nos dice que "en esta oración, como han escrito los santos Padres, hay siete peticiones; en las tres primeras se piden los dones del cielo; en las cuatro siguientes los del suelo, que son pedidos con vista a los dones eternos." (1)

    Recogemos dos versiones; la actual y la que se utilizaba hasta la revisión. La versión en castellano actual es la misma que en el rito romano que a su vez se modificó hace unos años con el fin de unificarla en todo el mundo de habla española.

    PADRE NUESTRO PATER NOSTER
    Padre nuestro que estás en el cielo
    R/. Amén.
    Santificado sea tu nombre
    R/. Amén.

    Venga a nosotros tu reino
    R/. Amén.

    Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo
    R/. Amén.

    Danos hoy nuestro pan de cada día
    R/. Amén.

    Perdona nuestras ofensas,
    como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden
    R/. Amén.

    No nos dejes caer en la tentación
    R/. Amén.

    Y líbranos del mal
    R/. Amén.
     Pater noster qui es in cælis:
    R/. Amen.
    Sanctificétur nomen tuum.
    R/. Amen.

    Advéniat Regnum tuum.
    R/. Amen.

    Fiat volúntas tua, sicut in cælo et in terra.
    R/. Amen.

    Panem nostrum cotidiánum da nobis hódie.
    R/. Amen.

    Et dimítte nobis débita nostra,
    sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris.
    R/. Amen.

    Et ne nos indúcas in tentatiónem.
    R/. Amen.

    Sed líbera nos a malo.
    R/. Amen.
     
    Fórmula del Misal anterior (Missale Mixtum) y del Breviario actual (Breviarium Gothicuм de 1775):

    PADRE NUESTRO
     PATER NOSTER
     
    Padre nuestro que estás en el cielo
    R/. Amén.
    Santificado sea tu nombre
    R/. Amén.

    Venga a nosotros tu reino
    R/. Amén.

    Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo
    R/. Amén.

    Danos hoy nuestro pan de cada día
    R/. Porque tú eres Dios.

    Perdona nuestras ofensas,
    como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden
    R/. Amén.

    No nos dejes caer en la tentación
    R/.Y líbranos del mal.
     Pater noster qui es in cælis:
    R/. Amen.
    Sanctificétur nomen tuum.
    R/. Amen.

    Advéniat Regnum tuum.
    R/. Amen.

    Fiat volúntas tua, sicut in cælo et in terra.
    R/. Amen.

    Panem nostrum cotidiánum da nobis hódie.
    R/. Quia tu Deus es.

    Et dimítte nobis débita nostra,
    sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris.
    R/. Amen.

    Et ne nos indúcas in tentatiónem.
    R/. Sed líbera nos a malo.
     
    http://www.hispanomozarabe.es/


    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #2 on: September 08, 2014, 01:27:24 AM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • El Rito hispano-mozárabe utliza el texto aprobado por el I Concilio Constantinopolitano.

    Sobre el Crédimus en la Misa hispánica y notas históricas ver: Prenotandos 118-119 Missale Hispano-Mozarabicuм.

    CREDIMUS
     CREEMOS
     
    Crédimus in unum Deum Patrem omnipoténtem,
    Factórem cæli et terræ,
    visibílium ómnium et invisibílium Conditórem.

    Et in unum Dóminum nostrum Iesum Christum,
    Fílium Dei Unigénitum,
    et ex Patre natum ante ómnia sæcula.
    Deum ex Deo, Lumen ex Lúmine.
    Deum verum ex Deo vero,
    Natum non factum, Omoúsion Patri,
    hoc est, eiúsdem cuм Patre substántiæ,
    Per quem ómnia facta sunt,
    quæ in cælo, et quæ in terra.

    Qui propter nos hómines, et propter nostram salútem,
    descendit de cælis,
    et incarnátus est de Spíritu Sancto ex María Vírgine,
    et homo factus est.
    Passus sub Póntio Piláto, sepúltus,
    tértia die resurréxit,
    ascéndit ad cælos,
    sedet ad déxteram Dei Patris omnipoténtis.
    Inde ventúrus est iudicáre vivos et mórtuos,
    cuius regni non erit finis.

    Et in Spíritum Sanctum, Dóminum vivificatórem,
    et ex Patre et Fílio procedéntem.
    cuм Patre et Fílio adorándum et conglorificándum.
    Qui locútus est per prophétas.

    Et unam, sanctam, Cathólicam et Apostólicam Ecclésiam.
    Confitémur unum baptísma in remissiónem peccatórum.
    Expectámus resurrectiónem mortuórum
    et vitam ventúri sæculi.
    Amen.

     Creemos en un solo Dios Padre todopoderoso,
    hacedor del cielo y de la tierra,
    creador de todo lo visible y lo invisible.
    Y en un solo Señor nuestro Jesucristo,
    Hijo único de Dios,
    nacido del Padre antes de todos los siglos.
    Dios de Dios, Luz de luz,
    Dios verdadero de Dios verdadero,
    nacido, no hecho, omoúsion con el Padre,
    es decir, de la misma naturaleza del Padre,
    por quien todo fue hecho,
    en el cielo y en la tierra.
    Que por nosotros, los hombres,
    y por nuestra salvación
    bajó del cielo,
    y por obra del Espíritu Santo
    se encarnó de María, la Virgen,
    y se hizo hombre;
    padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
    fue sepultado, resucitó al tercer día,
    subió al cielo,
    está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso.
    Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos,
    y su reino no tendrá fin.

    Y en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida,
    que procede del Padre y del Hijo,
    que con el Padre y el Hijo
    ha de ser adorado y glorificado,
    y que habló por los profetas.

    Y en la Iglesia
    que es una, santa, católica y apostólica.
    Confesamos que hay un solo bautismo
    para el perdón de los pecados,
    esperamos la resurrección de los muertos,
    y la vida del mundo futuro.
    Amén.
     

    Del rito catecuмenal hispano-mozárabe de la traditio symboli o transmisión del Credo del Domingo in Ramos Palmarum o de Ramos recogemos la siguiente catequesis:

    Recibid, amados hijos, «la norma de la fe». A eso le llamamos «símbolo» (compendio). Una vez recibido, tenéis que grabarlo en vuestro corazón, y recordarlo todos los días. Antes de acostaros, antes de salir de casa, envolveos para vuestra defensa en este compendio de verdades. No vamos a escribirlo para releerlo luego, sino que os conviene reactivarlo en la mente, y evitar que el olvido cancele lo que en este momento se os dicta. Quede impreso en vuestra memoria como en un libro.

    Lo que escucharéis ahora, debéis creerlo, y creyéndolo, tenéis que profesarlo en voz alta. Como dice el apóstol: «La fe en el corazón nos confiere la justicia, la proclamación de la fe con los labios nos conduce a la salvación.» (Rm 10,10). Este es, pues, el símbolo que retendréis en la memoria, compendio de lo que creeréis.

    Persignaos y repetid conmigo:

    Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra.
    Y en Jesucristo, su único hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nació de Santa María Virgen.
    Padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos. Al tercer día resucito de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

    Conservad con firmeza en vuestra mente esta sagrada norma de la fe, que la Madre Iglesia ahora os transmite. Que el pensamiento no se deje arrastrar jamás contra el escollo de una duda. Si esto sucediera, no lo quiera Dios, las bases de la fe vacilarían, podrían hundirse, y vuestra alma correría un grave peligro. Nadie pretenda modificar su contenido, pues está muy por encima de la humana inteligencia. Crean todos en la verdad de lo que se les ha dicho.

    Dios omnipotente ilumine vuestro corazón, y así habiendo aprendido bien lo que os hemos enseñado, y creyendo en ello, guardaréis intacta la fe verdadera. La fe santa resplandecerá en las buenas obras, que os conducirán a la felicidad eterna. Amén.
     

      http://www.hispanomozarabe.es/




    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #3 on: September 08, 2014, 01:30:23 AM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • La doxología hispánica, tanto en la Misa como en el Oficio Divino, presenta la siguiente y característica forma:

    Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto, in sæcula sæculórum. Amen. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

    El Concilio IV de Toledo (633) prescribe en su canon 15º que no se suprima la palabra "honor", ya que san Juan lo oyó a los bienaventurados en el Apocalipsis 1:

    Que se diga, al fin de los salmos, Gloria y Honor a Dios. Al fin de los salmos no se diga, como algunos dicen hasta ahora: Gloria al Padre, sino Gloria y Honor al Padre, conforme al profeta David: «Dad al Señor gloria y honor». Y Juan el evangelista en el Apocalipsis oyó la voz del ejército celestial que decía: «Honor y gloria a nuestro Dios que se sienta en el trono». Por esto esta doble expresión conviene que se diga en la tierra del mismo modo que resuena en los cielos. Mandamos, pues, guardar esta norma a todos los eclesiásticos y si alguno la quebrantare, será privado de la comunión 2.

    http://www.hispanomozarabe.es/

    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #4 on: September 10, 2014, 01:02:36 AM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • Trisagio

    El Trisagion o Trisagio es un cántico que surgió en la cristiandad oriental. Como su propio nombre indica, (trís: tres veces, `ágios: santo) consiste en una triple aclamación de la santidad de Dios:

    Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, apiádate de nosotros.



    Su origen se remonta al siglo V, durante los catastróficos terremotos que asolaron Constantinopla en 447 y se dice que fue revelado al pueblo para que implorara la misericordia divina. Al hacerlo, los temblores cesaron. Su introducción litúrgica se atribuye a san Proclo, Patriarca de Constantinopla. Pocos años más tarde, en 451, el Concilio de Calcedonia autorizó a todos los fieles a rezarlo para invocar a la Santísima Trinidad en tiempos de calamidad.

    El trisagio es un eco del pasaje bíblico en el que los serafines aclaman al Señor: "Santo, Santo, Santo, Señor todopoderoso" (Is 6,3). También en el Apocalipsis se repite "Santo, Santo, Santo es el Señor Dios todopoderoso, el que era, el que es y el que viene" (Ap 4,8).

    Trisagios hispano-mozárabes

    En la liturgia hispano-mozárabe, al igual que en otras liturgias occidentales, se introdujo por influencia de las iglesias orientales, como instrumento para combatir las herejías.

    Partiendo de los trisagios primitivos, los padres hispanos elaboraron nuevos textos con marcado sentido cristológico en los que se resaltan el poder y la realeza de Cristo mediante la utilización de textos del Apocalipsis.

    Los dos primeros trisagios que a continuación se exponen están tomados del actual misal hispano-mozárabe (1). El Trisagio1 figura en el Propio para las misas de Navidad (año II), Aparición del Señor (año II), Domingo de Resurrección (años I y II) y Pentecostés (años I y II). El Trisagio 2 se canta en la misa de la Circuncisión del Señor (año II). Por último, el Trisagio 3, está tomado del antiguo misal hispano-mozárabe en el que sólo se cantaba el Domingo de Resurrección.

     Trisagion / Trisagio 1
    Sanctus Deus, qui sedes super Chérubin, solus invisíbilis.
    Sanctus fortis, qui in excélsis glorificáris vócibus angélicis.
    Sanctus immortális, qui solus es inmaculátus Salvátor, miserére nobis, allelúia, allelúia.  Santo Dios, que te sientas sobre querubines, único invisible.
    Santo Fuerte, que eres glorificado en las alturas por las voces de los ángeles.
    Santo Inmortal, que eres Salvador inmaculado, apiádate de nosotros, aleluya, aleluya..
     
    V/. Dignus es, Dómine, Deus noster, accípere glóriam et honórem et virtútem.
    R/. Sanctus immortális, qui solus es immaculátus Salvátor, miserére nobis, allelúia, allelúia.
    V/. Quóniam omnes gentes vénient et adorábunt in conspéctu tuo, Dómine, et dicent:
    R/. Miserére nobis, allelúia, allelúia.
    V/. Benedíctio et honor et glória et fortitúdo tibi, Deo nostro, in sæcula sæculórum. Amen.
    R/. Miserére nobis, allelúia, allelúia.  V/. Digno eres, Señor Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y la virtud.
    R/. Santo Inmortal, que eres Salvador inmaculado, apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.
    V/. Porque todas las gentes vendrán y adorarán ante tu presencia, Señor, y dirán:
    R/. Apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.
    V/. Bendición y honor y gloria y poder a Ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos. Amén.
    R/. Apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.



      Trisagion / Trisagio 2
    Hágios o Theos,
    Hágios Ischyrós,
    Hágios Athánatos,
    eléison himas. Hágios o Theos,
    Hágios Ischyrós,
    Hágios Athánatos,
    eléison himas. (*)
    V/. Sanctus Deus,
    Sanctus fortis,
    Sanctus immortális,
    miserére nobis.
    R/. Hágios Athánatos, eléison himas. V/. Santo Dios,
    Santo Fuerte,
    Santo Inmortal,
    apiádate de nosotros.
    R/. Hágios Athánatos, eléison himas.
    V/. Doxa Patri ke Hyio ke Hágio Pneúmati, ke nyn ai ke is tus eónas ton eónon. Amin.
    R/. Hágios Athánatos, eléison himas. V/. Doxa Patri ke Hyio ke Hágio Pneúmati, ke nyn ai ke is tus eónas ton eónon. Amin.(**)
    R/. Hágios Athánatos, eléison himas. (***)
    (*) Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, apiádate de nosotros.
    (**) Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.
    (***) Santo Inmortal, apiádate de nosotros.

    http://www.hispanomozarabe.es/


    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #5 on: September 11, 2014, 12:16:32 AM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • Letanías de los santos;

    Introducción.

    Sobre las letanías de los santos el Directorio sobre la piedad popular y la liturgia (1) nos enseña lo siguiente:

    Con el canto de las Letanías de los Santos, estructura litúrgica ágil, sencilla, popular, atestiguada en Roma desde los inicios del siglo VII, la Iglesia invoca a los Santos en algunas grandes celebraciones sacramentales y en otros momentos en los que su plegaria se hace más ferviente: en la Vigilia pascual, antes de bendecir la fuente bautismal; en la celebración del bautismo; en la ordenación episcopal, presbiteral y diaconal; en el rito de la consagración de las vírgenes y en la profesión religiosa; en la dedicación de la iglesia y del altar; en las rogativas, en las misas estacionales y en las procesiones penitenciales; cuando quiere alejar al Maligno mediante los exorcismos y cuando confía a los moribundos a la misericordia de Dios.

    Las Letanías de los Santos, que contienen elementos procedentes de la tradición litúrgica junto con otros de origen popular, son expresión de la confianza de la Iglesia en la intercesión de los Santos y de su experiencia de la comunión de vida entre la Iglesia de la Jerusalén celeste y la Iglesia todavía peregrina en la ciudad terrena. Los nombres de los Beatos, que están inscritos en los Calendarios litúrgicos de las diócesis e Institutos religiosos, pueden ser invocados en las Letanías de los Santos. Obviamente no se pueden introducir en las Letanías los nombres de personas cuyo culto no se reconoce.

    Además, el rezo de las letanías cuenta con indulgencia parcial según el Manual de Indulgencias (2).

    Letanías de los santos en antiguos manuscritos hispano-mozárabes.

    En el Liber Mozarabicus Sacramentarum (3) se pueden encontrar unas antiguas letanías pertenecientes a un Liber Canticorum et Horarum de 1059 copiado por Cristóforo para la reina Sancha, esposa de Fernando I, rey de Castilla y León, que después pasó a su hija, doña Urraca y que actualmente se conserva en la Biblioteca General Universitaria de Salamanca. Las letanías van a continuación de un particular "Yo confieso" que incluye un breve examen de conciencia. En estas letanías destaca la presencia de un buen número de santos de origen hispano.

    Letanías de los santos en el Missale Mixtum hispano-mozárabe.

    El antiguo Missale Mixtum (4) contemplaba que las letanías de los santos se cantaran, al igual que en el rito romano, durante la Vigilia Pascual. La primera parte durante la procesión que conducía al baptisterio donde el sacerdote procedía a la bendición del agua y la segunda (a partir de las invocaciones a Cristo) durante la procesión de vuelta. Estas letanías fueron introducidas en el Missale Mixtum por el canónigo Alfonso Ortiz, su compilador, quien adaptó las de un misal romano-toledano sustituyendo una serie de santos (Cleto, Sixto, Cornelio, Cipriano, Marcial, Catalina y Margarita) por otros, sobre todo hispanos, muchos de ellos con misas propias en el misal: Querubín, Serafín, Eugenio, Cristóbal, Ginés, Román, Blas, Zoilo, Antolín, Saturnino, Jorge, Justo y Pastor, Germán, Fernando (Servando) Leandro, Isidro, Ildefonso, Julián, Egidio, Francisco, Domingo, Antonio, Bernardo, Ana, Cristina, Justa y Rufina, Leocadia, Eulalia, Marina, Columba, Eufemia y Fe. El listado de santos presenta divergencias con respecto al del Liber Mozarabicus Sacramentarum mencionado más arriba.

    El nuevo Misal Hispano-Mozárabe ha enriquecido notablemente la liturgia de la Vigilia Pascual recuperando los textos de la Tradición A y eliminando los elementos menos genuinos de origen romano-toledano que se habían añadido al Missale Mixtum, como las letanías de los santos. Así, la liturgia bautismal se intercala entre la primera y la segunda parte de la liturgia de la Palabra. En el Año I la primera parte finaliza con un Psallendum que cierra las once lecturas y los cánticos del Antiguo Testamento, de modo que es ese Psallendum el que sirve como canto procesional hasta la fuente bautismal. En el Año II las doce lecturas y los cánticos del Antiguo Testamento que forman la primera parte terminan con el Benedictus, que es en este caso el cántico que acompaña la procesión a la fuente o bautisterio.

    De todas formas, al ser las letanías de los santos oración aprobada por la Iglesia y susceptible de ser utilizada en otras ocasiones, recogemos aquí las que han sido empleadas durante más de cuatro siglos, como un elemento más del patrimonio litúrgico y devocional hispano-mozárabe. Tan solo, para más claridad,  hemos añadido con respecto al texto del Misal la subdivisión en grupos y sus correspondientes títulos. Entre corchetes [ ] indicamos la petición por la bendición de la pila bautismal, que puede suprimirse por ser propia de la Vigilia Pascual en la que estas letanías ya no se rezan.



     
    Litaniæ sanctorum / Letanías de los santos
    I. SUPPLICATIO AD DEUM
    I. SÚPLICAS A DIOS
    Kyrie, eleison.
    R/. Kyrie, eleison. Señor, ten piedad.
    R/. Señor, ten piedad.
    Christe, eleison.
    R/. Christe, eleison. Cristo, ten piedad.
    R/. Cristo ten piedad.
    Kyrie, eleison.
    R/. Kyrie, eleison. Señor, ten piedad.
    R/. Señor ten piedad.
    Christe, audi nos.
    R/. Christe, audi nos. Cristo, óyenos.
    R/. Cristo, óyenos.
    Christe, exaudi nos.
    R/. Christe, exaudi nos.  Cristo, escúchanos.
    R/. Cristo, escúchanos.
    Christe, defende nos.
    R/. Christe, defende nos. Cristo, defiéndenos.
    R/. Cristo defiéndenos.
    Pater de cælis, Deus.
    R/. Miserere nobis. Dios, Padre celestial.
    R/. Ten piedad de nosotros.
    Filii, Redemptor mundi, Deus.
    R/. Miserere nobis. Dios, Hijo redentor del mundo.
    R/. Ten piedad de nosotros.
    Spiritus Sancte, Deus.
    R/. Miserere nobis. Dios, Espíritu Santo.
    R/. Ten piedad de nosotros.
    Sancta Trinitas, unus Deus.
    R/. Miserere nobis. Trinidad Santa un sólo Dios.
    R/. Ten piedad de nosotros.
    Sancte sanctorum Deus.
    R/. Miserere nobis. Dios, Santo de los santos.
    R/. Ten piedad de nosotros.

     
    II. INVOCATIO SANCTORUM
    II. INVOCACIÓN A LOS SANTOS
    Sancta Maria.
    R/. Ora pro nobis. Santa María.
    R/. Ruega por nosotros.
     
    Sancta Dei genitrix.
    R/. Ora pro nobis. Santa Madre de Dios.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Virgo virginum.
    R/. Ora pro nobis. Santa Virgen de las vírgenes.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Michael.
    R/. Ora pro nobis. San Miguel.
    R/. Ruega por nosotros.
     
    Sancte Gabriel.
    R/. Ora pro nobis. San Gabriel.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Raphael.
    R/. Ora pro nobis. San Rafael.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Cherubin.
    R/. Ora pro nobis. Santo Querubín.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Seraphin.
    R/. Ora pro nobis. Santo Serafín.
    R/. Ruega por nosotros.
    Omnes sancti Angeli et Archangeli Dei.
    R/. Orate pro nobis. Todos los santos Ángeles y Arcángeles de Dios.
    R/. Rogad por nosotros.
    Omnes sancti beatorum spirituum ordines.
    R/. Orate pro nobis. Todos los santos coros de los espíritus bienaventurados.
    R/. Rogad por nosotros.
     
    PATRIARCHÆ ET PROPHETÆ
    PATRIARCAS Y PROFETAS
    Sancte Ioannes Baptista.
    R/. Ora pro nobis. San Juan Bautista.
    R/. Ruega por nosotros.
    Omnes sancti Patriarchæ et Prophetæ.
    R/. Orate pro nobis. Todos los santos patriarcas y profetas.
    R/. Rogad por nosotros.
     
    APOSTOLI ET DISCIPULI
    APÓSTOLES Y DISCÍPULOS
    Sancte Petre.
    R/. Ora pro nobis.
     San Pedro.
    R/. Ruega por nosotros.
     
    Sancte Paule.
    R/. Ora pro nobis. San Pablo.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Andrea.
    R/. Ora pro nobis. San Andrés.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Iacobe.
    R/. Ora pro nobis. Santiago.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Ioannes.
    R/. Ora pro nobis. San Juan.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Thoma.
    R/. Ora pro nobis. Santo Tomás.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Philippe.
    R/. Ora pro nobis. San Felipe.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Bartholomæe.
    R/. Ora pro nobis. San Bartolomé.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Matthæe.
    R/. Ora pro nobis. San Mateo.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Simon.
    R/. Ora pro nobis. San Simón.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Thaddæe.
    R/. Ora pro nobis. San Tadeo.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Matthia.
    R/. Ora pro nobis. San Matías.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Barnaba.
    R/. Ora pro nobis. San Bernabé.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Luca.
    R/. Ora pro nobis. San Lucas.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Marce.
    R/. Ora pro nobis. San Marcos.
    R/. Ruega por nosotros.
    Omnes sancti Apostoli et Evangelistæ.
    R/. Orate pro nobis. Todos los santos apóstoles y evangelistas.
    R/. Rogad por nosotros.
    Omnes sancti Discipuli Domini.
    R/. Orate pro nobis. Todos los santos discípulos del Señor.
    R/. Rogad por nosotros.
     
    MARTYRES
    MÁRTIRES
    Omnes sancti Innocentes.
    R/. Orate pro nobis. Todos los santos Inocentes.
    R/. Rogad por nosotros.
    Sancte Stephane.
    R/. Ora pro nobis. San Esteban.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Line.
    R/. Ora pro nobis. San Lino.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Laurenti.
    R/. Ora pro nobis. San Lorenzo.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Vincenti.
    R/. Ora pro nobis. San Vicente.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Clemens.
    R/. Ora pro nobis. San Clemente.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Eugeni.
    R/. Ora pro nobis. San Eugenio.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Sebastiane.
    R/. Ora pro nobis. San Sebastián.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Fabiane.
    R/. Ora pro nobis. San Fabián.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Christophore.
    R/. Ora pro nobis. San Cristóbal.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Genesi.
    R/. Ora pro nobis. San Ginés.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Romane.
    R/. Ora pro nobis. San Román.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Blasi.
    R/. Ora pro nobis. San Blas.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Zoyle.
    R/. Ora pro nobis. San Zoilo.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Antonine.
    R/. Ora pro nobis. San Antolín.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Saturnine.
    R/. Ora pro nobis. San Saturnino.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Georgi.
    R/. Ora pro nobis. San Jorge.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancti Iuste et Pastor.
    R/. Orate pro nobis. Santos Justo y Pastor.
    R/. Rogad por nosotros.
    Sancte Germane.
    R/. Ora pro nobis. San Germán.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Fernande.
    R/. Ora pro nobis. San Fernando.
    R/. Ruega por nosotros.
    Omnes sancti Martyres.
    R/. Orate pro nobis.
     Todos los santos mártires.
    R/. Rogad por nosotros.
     
     
    EPISCOPI ET CONFESSORES
    OBISPOS Y CONFESORES
    Sancte Silvester.
    R/. Ora pro nobis. San Silvestre.
    R/. Ruega por nosotros.
     
    Sancte Hylari.
    R/. Ora pro nobis. San Hilario.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Martine.
    R/. Ora pro nobis. San Martín.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Augustine.
    R/. Ora pro nobis. San Agustín.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Hieronyme.
    R/. Ora pro nobis. San Jerónimo.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Ambrosi.
    R/. Ora pro nobis. San Ambrosio.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Gregori.
    R/. Ora pro nobis. San Gregorio.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Leander.
    R/. Ora pro nobis. San Leandro.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Isidore.
    R/. Ora pro nobis. San Isidoro.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Ildephonse.
    R/. Ora pro nobis. San Ildefonso.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Iuliane.
    R/. Ora pro nobis. San Julián.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Nicolæ.
    R/. Ora pro nobis. San Nicolás.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Benedicte.
    R/. Ora pro nobis. San Benito.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Egidi.
    R/. Ora pro nobis. San Egidio.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Francisce.
    R/. Ora pro nobis. San Francisco.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Dominice.
    R/. Ora pro nobis. Santo Domingo.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Antoni.
    R/. Ora pro nobis. San Antonio.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancte Bernarde.
    R/. Ora pro nobis. San Bernardo.
    R/. Ruega por nosotros.
    Omnes sancti Confessores.
    R/. Orate pro nobis. Todos los santos confesores.
    R/. Rogad por nosotros.
     
    SANCTÆ DEI
    SANTAS DE DIOS
    Sancta Maria Magdalena.
    R/. Ora pro nobis. Santa María Magdalena.
    R/. Ruega por nosotros.
     
    Sancta Anna.
    R/. Ora pro nobis. Santa Ana.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Felicitas.
    R/. Ora pro nobis. Santa Felicidad.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Perpetua.
    R/. Ora pro nobis. Santa  Perpetua.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Agnes.
    R/. Ora pro nobis. Santa Inés.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Cæcilia.
    R/. Ora pro nobis. Santa Cecilia.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Christina.
    R/. Ora pro nobis. Santa Cristina.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Iusta.
    R/. Ora pro nobis. Santa Justa.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Rufina.
    R/. Ora pro nobis. Santa Rufina.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Leocadia.
    R/. Ora pro nobis. Santa Leocadia.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Eulalia.
    R/. Ora pro nobis. Santa Eulalia.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Marina.
    R/. Ora pro nobis. Santa Marina.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Columba.
    R/. Ora pro nobis. Santa Columba.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Barbara.
    R/. Ora pro nobis. Santa Bárbara.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Lucia.
    R/. Ora pro nobis. Santa Lucía.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Agatha.
    R/. Ora pro nobis. Santa Ágata.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Eufemia.
    R/. Ora pro nobis. Santa Eufemia.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Fides.
    R/. Ora pro nobis. Santa Fe.
    R/. Ruega por nosotros.
    Sancta Quiteria.
    R/. Ora pro nobis. Santa Quiteria.
    R/. Ruega por nosotros.
    Omnes sanctæ virgines.
    R/. Orate pro nobis. Todas las santas vírgenes.
    R/. Rogad por nosotros.
    Omnes sancti et sanctæ Dei.
    R/. Ora pro nobis. Todos los santos y santas de Dios.
    R/. Rogad por nosotros.
     
    III. INVOCATIO AD CHRISTUM
     III. INVOCACIÓN A CRISTO
    Propicius esto.
    R/. Parce nobis Domine.
     Muéstrate propicio.
    R/. Perdónanos, Señor.
     
    Ab omni malo.
    R/. Libera nos Domine. De todo mal.
    R/. Líbranos, Señor.
    Ab insidiis diaboli.
    R/. Libera nos Domine. De las insidias del diablo.
    R/. Líbranos, Señor.
    A periculo mortis.
    R/. Libera nos Domine. Del peligro de muerte.
    R/. Líbranos, Señor.
    Ab omni mala voluntate.
    R/. Libera nos Domine. De toda mala voluntad.
    R/. Líbranos, Señor.
    A damnatione perpetua.
    R/. Libera nos Domine. De la condena eterna.
    R/. Líbranos, Señor.
    A morte subitanea et æterna.
    R/. Libera nos Domine. De la muerte repentina y eterna.
    R/. Líbranos, Señor.
    A fulgure et tempestate.
    R/. Libera nos Domine. Del rayo y la tempestad.
    R/. Líbranos, Señor.
    Per Passionem et Sanctam Crucem tuam.
    R/. Libera nos Domine. Por tu Pasión y tu Santa Cruz.
    R/. Líbranos, Señor.
    Per admirabilem Ascensionem tuam.
    R/. Libera nos Domine. Por tu admirable Ascensión.
    R/. Líbranos, Señor.
    Per gratiam Sancti Spiritus Paracliti.
    R/. Libera nos Domine. Por la gracia del Espíritu Santo Consolador.
    R/. Líbranos, Señor.
    In die iudicii.
    R/. Libera nos Domine. En el día del juicio.
    R/. Líbranos, Señor.
     
    IV. SUPPLICATIO PRO VARIIS NECESSITATIBUS
     IV. PETICIONES POR VARIAS NECESIDADES
    Peccatores.
    R/. Te rogamus audi nos. Nosotros pecadores.
    R/. Te rogamos, óyenos.
    Ut pacem nobis dones.
    R/. Te rogamus audi nos. Que nos des la paz
    R/. Te rogamos, óyenos.
    Ut Ecclesiam tuam regere et defensare digneris.
    R/. Te rogamus audi nos. Que te dignes regir y defender a tu Iglesia.
    R/. Te rogamos, óyenos.
    [Ut fontem istum benedicere et consecrare digneris.
    R/. Te rogamus audi nos.] [Que te dignes bendecir y consagrar esta fuente.
    R/. Te rogamos, óyenos.]
     
    V. CONCLUSIO
    V. CONCLUSIÓN
    Fili Dei.
    R/. Te rogamus audi nos. Hijo de Dios.
    R/. Te rogamos, óyenos.
    Fili Dei.
    R/. Te rogamus audi nos. Hijo de Dios.
    R/. Te rogamos, óyenos.
    Fili Dei.
    R/. Te rogamus audi nos. Hijo de Dios.
    R/. Te rogamos, óyenos.
    Agnus Dei qui tollis peccata mundi.
    R/. Parce nobis Domine. Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
    R/. Perdónanos, Señor.
    Agnus Dei qui tollis peccata mundi.
    R/. Exaudi nos Domine. Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
    R/. Escúchanos, Señor.
    Agnus Dei qui tollis peccata mundi.
    R/. Miserere nobis. Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
    R/. Ten piedad de nosotros.
     
     
    http://www.hispanomozarabe.es/
     



    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #6 on: September 11, 2014, 10:23:54 PM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • Te Deum

    El Te Deum es un himno tradicional de alabanza y acción de gracias. Su autoría y fecha de composición son muy discutidas, existiendo diversas hipótesis al respecto. En cualquier caso se trata de una composición muy antigua, de la que se tiene constancia, al menos, desde el siglo VI.

    En él, los ángeles y santos desde el cielo alaban al Padre; la Iglesia en la tierra lo adora junto con el Hijo y el Espíritu Santo; se glorifica al Verbo encarnado y su obra redentora y, por fin, se implora la misericordia de Dios.

    Según el Breviario actual (fols. CXXVI-CXXVII) el himno Te Deum se canta todos los domingos y días de fiesta en el oficio de prima. En el himnario antiguo incluido en el mismo Breviario (fol. CXXI), se titula Ymnus Dominicalis ad Matutinum; es decir, himno dominical de matutino.

    En el oficio monástico antiguo anterior al Breviarium Gothicuм se recitaba sólo en los oficios de prima y segunda, mientras que en el oficio catedral antiguo se recitaba en el oficio de la mañana, al final del matutino.

    La versión hispano-mozárabe presenta como nota distintiva el último versículo: Parce, Dómine, parce pópulo tuo, et ne des in obpróbrium hereditátem tuam (Joel 2,17b), es decir, Perdona a tu pueblo, Señor, perdona a tu pueblo y no entregues tu heredad al oprobio.

      Te Deum / A ti, oh Dios
    Te Deum laudámus; te Dóminum confitémur. A ti, oh Dios, te alabamos, a ti, Señor, te reconocemos.
    Te ætérnum Patrem omnis terra venerátur. A ti, eterno Padre, te venera toda la creación.
    Tibi omnes Ángeli, tibi cæli, et univérsæ potestátes. Los ángeles todos, los cielos y todas las potestades te honran.
    Tibi Chérubim ac Séraphim incessábili voce proclámant: Los querubines y serafines te cantan sin cesar:
    Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dóminus Deus Sábaoth. Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
    Pleni sunt cæli et terra glória maiestátis tuæ. Los cielos y la tierra están llenos de la majestad de tu gloria.
    Te gloriósus Apostolórum chorus; A ti te ensalza el glorioso coro de los apóstoles,
    Te Prophetárum laudábilis númerus; La multitud admirable de los profetas,
    Te Mártyrum candidátus laudat exércitus. El blanco ejército de los mártires.
    Te per orbem terrárum sancta confitétur Ecclésia: A ti la Iglesia santa, extendida por toda la tierra, te proclama:
    Patrem imménsæ maiestátis; Padre de inmensa majestad,
    Ad venerándum tuum verum unigénitum Fílium; Hijo único y verdadero, digno de adoración,
    Sanctum quoque Paráclitum Spíritum. Espíritu Santo, Defensor.
    Tu es rex glóriæ, Christe. Tú eres el Rey de la gloria, Cristo.
    Tu, Patris sempitérnus es Fílius. Tú eres el Hijo único del Padre.
    Tu, ad liberándum susceptúrus hóminem, non horruísti Vírginis úterum. Tú, para liberar al hombre, aceptaste la condición humana sin desdeñar el seno de la Virgen.
    Tu, devicto mortis acúleo, aperuísti credéntibus te regna cælórum. Tú, rotas las cadenas de la muerte, abriste a los creyentes el reino del cielo.
    Tu ad déxteram Dei sedes in glória Patris. Tú te sientas a la derecha de Dios en la gloria del Padre.
    Iudex créderis esse ventúrus. Creemos que un día has de venir como juez.
    Te ergo quæsumus tuis fámulis súbveni, quos pretióso Sánguine redemísti. Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos, a quienes redimiste con tu preciosa sangre.
    Ætérna fac cuм Sanctis tuis in glória numerári. Haz que en la gloria eterna nos asociemos a tus santos.
    Salvum fac pópulum tuum, Dómine, et bénedic hæreditáti tuæ: Salva a tu pueblo, Señor, y bendice tu heredad.
    Et rege eos et extólle illos usque in sæculum et in sæcula sæculórum. Amen. Sé su pastor y ensálzalo eternamente y por los siglos de los siglos. Amén.
    Per síngulos dies benedícimus te: Día tras día te bendecimos
    Et laudámus nomen tuum in ætérnum et in sæculum sæculi. Y alabamos tu nombre para siempre, por eternidad de eternidades.
    Dignáre, Dómine, die isto sine tribulatióne et peccáto nos custodíre. Dígnate, Señor, en este día guardarnos de la tribulación y el pecado.
    Miserére nobis, Dómine, miserére nobis. Ten piedad de nosotros, Señor, ten piedad de nosotros.
    Fiat misericórdia tua, Dómine, super nos sicut sperávimus in te. Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti.
    In te Dómine sperávi, non confúndar in ætérnum. En ti, Señor, confié, no me veré defraudado para siempre.
    Parce, Dómine, parce pópulo tuo, et ne des in oppróbrium hereditátem tuam. Perdona a tu pueblo, Señor, perdona a tu pueblo y no entregues tu heredad al oprobio.

     
     
    http://www.hispanomozarabe.es/
     




    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #7 on: September 14, 2014, 11:18:04 PM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • Ad sanctus

    En los antiguos libros litúrgicos hispanos 1, las principales solemnidades contaban con una forma peculiar de canto del sanctus del que destaca su semejanza con el himno Te Deum en el que posiblemente se haya inspirado 2. La versión completa (ad sanctus, sanctus y doxología) en el Missale Mixtum es esta:

      Ad sanctus / Al sanctus
    Te cæli cælórum,
    Te potestátes,
    Te throni et virtútes laudant.
    Tibi cœtus Angelórum in excélsis cóncinunt hymnum.
    Tibi Chérubin ac Séraphin incessábili voce proclámant dicéntes: A ti, los cielos,
    A ti las potestades,
    A ti los tronos y las virtudes te alaban.
    A ti los coros de los ángeles te entonan himnos.
    A ti los querubines y los serafines te aclaman con un cántico eterno diciendo:
    Hágios, Hágios, Hágios, Kýrie, o Theós. Hágios, Hágios, Hágios, Kýrie o Theós.
    Sanctus, Sanctus, Sanctus,
    Dóminus Deus Sábaoth.
    Pleni sunt cæli et terra
    glóriae maiestátis tuæ.
    Hosánna Fílio David.
    Benedíctus qui venit in nómine Dómini.
    Hosánna in excélsis. Santo, Santo, Santo,
    Señor Dios del universo.
    Llenos están el cielo y la tierra
    de tu majestad gloriosa.
    Hosanna al Hijo de David.
    Bendito el que viene en nombre del Señor.
    Hosanna en el cielo.
    Hágios, Hágios, Hágios. Hágios, Hágios, Hágios.
    Te, Dómine, laudat omnis virtus cælórum et exércitus Angelórum.
    Tibi hymnum deprómunt mellíflua cármina Sanctórum.
    Tibi psallant choreæ Vírginum et cœtus Confessórum.
    Tibi génua curvant cæléstia, terréstria et inférna.
    Laudant te Regem ómnium sæculórum.
    Hosánna in excélsis. A ti, Señor, te alaban todas las huestes de los cielos y los ejércitos angélicos.
    A ti te cantan himnos los santos con sus dulces concentos.
    A ti salmean los coros de vírgenes y la turba de confesores.
    Ante ti doblan la rodilla los moradores de los cielos, de la tierra y de los infiernos.
    Te alaban como rey de todos los siglos.
    Hosanna en el cielo.

    http://www.hispanomozarabe.es/


    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #8 on: September 15, 2014, 10:30:58 PM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • Los Nueve Misterios de Cristo;

    Origen de los nueve misterios.

    Los nueve misterios son los que se recuerdan en la fracción del pan en la Misa, durante el rito de la comunión, que son: Encarnación, Nacimiento, Circuncisión, Aparición, Pasión, Muerte, Resurrección, Gloria y Reino.

    De estos nueve misterios, siete son los que tradicionalmente se asocian a este pasaje del Apocalipsis:

    Vi en la mano derecha del que está sentado en el trono un libro escrito por las dos caras, sellado con siete sellos. Vi un ángel poderoso que exclamaba con voz potente: ¿Quién es digno de abrir el libro y de romper los sellos? Y nadie, ni en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra podía abrir el libro y leerlo. Yo lloré mucho, porque no se había encontrado a nadie digno de abrir el libro y de leerlo. Uno de los ancianos me dijo: Deja de llorar, que ha vencido el león de la tribu de Judá, el vástago de David; él abrirá el libro y sus siete sellos (Ap 5, 1-5).

    Cristo es el león de la tribu de Judá, el vástago de David, el que rompe los siete sellos y abre el libro con sus misterios salvíficos. Cada sello es roto por un misterio: Encarnación, Nacimiento, Pasión, Muerte, Resurrección, Gloria y Reino. Así lo vio ya san Hilario de Poitiers (303-368) quien en su interpretación cristológica de los salmos recurrió a veces a esos mismos términos y los relacionó con Ap 3, 7 y Ap 5,1-5 explicando que, gracias a la llave de David, es posible abrir los siete sellos que cierran el libro del Cordero inmolado.

    Situándonos en Hispania, Apringio de Badajoz († 540), en su comentario al libro del Apocalipsis, recoge la interpretación de san Hilario, y repite la misma serie de nombres que representan los principales misterios de Cristo. Y de nuevo, más de un siglo después, san Ildefonso de Toledo, en su tratado De cognitione baptismi, enumera la misma serie de nombres, relacionándolos con los siete sellos del libro del Apocalipsis. También Beato de Liébana en 784 insistirá en los mismos siete misterios 1.



    Los nueve misterios y la Eucaristía.

    En el siglo VI se estilaba el colocar las partes en que se dividía el pan consagrado de la Eucaristía en forma de cruz, según consta por el canon 8 del Concilio de Tours (año 567): ut corpus Domini in altari non in imaginario ordine, sed sub crucis titulo componatur, es decir, que en la fracción del pan se debían colocar los fragmentos en forma de cruz, no en orden imaginario con lo que se pretendía evitar que los fragmentos de pan se dispusieran en forma caprichosa como acontecía en algunas ocasiones.

    Se cree que pudo ser a mediados del siglo VII cuando se efectuó la transposición de los siete nombres a estas siete partes. Transposición que no resulta extraña en la liturgia hispana si se tiene en cuenta que durante el tiempo Pascual se lee el libro del Apocalipsis como Profecía y además se canta durante la fracción el versículo Venció el león de la tribu de Juda, la raíz de David. Más concretamente, el pasaje Ap 5,1-13 se proclama como lectura profética el domingo de la octava de Pascua.

     
    Fracción del Pan. Siete misterios Fracción del Pan. Nueve misterios

    En unas zonas la liturgia hispana mantuvo los siete nombres tradicionales 2, mientras que en otras los amplió a nueve incluyendo dos solemnidades del año litúrgico, Circuncisión y Aparición, entre Nacimiento y Pasión, aunque mantuvo la disposición de siete de los fragmentos en forma de cruz.

    Parece ser que aún a principios del siglo XIII se mantenían las dos tradiciones, según se desprende de lo escrito por Jacobo de Vitry, Obispo de Túsculo: «Los cristianos que están en África y los que en España moran bajo los sarracenos, que llamamos mozárabes, confeccionan el Sacramento del altar con Pan ácimo... y dividen la Sagrada Eucaristía unos en siete partes y otros en nueve» 3.

    Por su parte, el Missale Mixtum de 1500, al seguir fundamentalmente la llamada Tradición B, recogió la serie ampliada de los nueve misterios e igualmente el actual Missale Hispano-Mozarabicuм de 1991 cuyo núcleo fundamental es también la Tradición B.

    El rito de la Fracción de la Hostia en nueve partes es interpretado por Germán Prado como un recuerdo gráfico de ser la Eucaristía "un memorial de todos los prodigios divinos y especialmente de los misterios de Cristo, el cual nos franqueó con ellos el Libro de la vida, o sea las puertas del cielo, al par que mereció para sí gloria y reino que no tendrá fin" 4.

    Y los prenotandos del misal nos dicen que "Al asociar el gesto de la fracción con la teoría patrística de los sellos del libro del Apocalipsis -Cristo se da a conocer en su vida y en su obra-, se elegía precisamente, de entre múltiples interpretaciones simbólicas de origen bíblico, la que había atribuido a la fracción una virtud reveladora: Cristo se da a conocer en la fracción del pan" 5.



    Los nueve misterios y el Credimus.

    El Credimus, que en la liturgia hispano-mozárabe se sitúa justo antes de la Fracción, enumera también, desde la Encarnación hasta el Regnum, todas las fases de la obra salvífica realizada en Cristo. Sin embargo, aunque no se mencionan explícitamente los misterios de la vida oculta y pública de Jesús, los artículos de la fe referentes a la Encarnación (concepción y nacimiento) y a la Pascua de Jesús (pasión, muerte, sepultura, resurrección, ascensión) iluminan toda la vida terrena de Cristo. "Todo lo que Jesús hizo y enseñó desde el principio hasta el día en que... fue llevado al cielo" (Hch 1, 1-2) hay que verlo a la luz de los misterios de Navidad y de Pascua 6.




    http://www.hispanomozarabe.es/

    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #9 on: September 16, 2014, 11:13:39 PM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • LA SALVE

    La salve es una oración latina compuesta en el siglo XI de la que no se conoce con certeza su autor. Primero se difundió entre distintas órdenes monásticas que la fueron incorporando a sus ritos, más tarde el Papa Gregorio IX la introdujo en la liturgia romana y posteriormente, en el siglo XIV, pasó al Breviario Romano.

    No se encuentra en los antiguos manuscritos litúrgicos hispano-mozárabes ni en el Breviarium Gothicuм, pero sí en el Missale Mixtum de 1500 como antífona al final de la misa 1.

    Aunque en el actual Missale Hispano-Mozarabicuм no se ha mantenido, la multisecular tradición del rezo de la salve los sábados en la parroquia mozárabe de San Lucas y la hermosa historia que la liga a esa iglesia la hacen merecedora de considerarse como una oración especialmente vinculada a la comunidad mozárabe y por eso la incluimos en nuestro devocionario.

    Ofrecemos la versión del Missale Mixtum, de marcada antigüedad. Las diferencias con la versión oficial más tardía se reducen a la omisión de "Mater" entre Regína y misericórdiæ al principio y la adición al final de "semper" entre Virgo y Maríæ. La mozárabe es la misma versión que podemos encontrar, por ejemplo, en la obra musical de Juan de Anchieta (1462-1523) contemporánea del Missale Mixtum.

      Antiphona / Antífona
    Salve Regína misericórdiæ.
    Vita dulcédo et spes nostra salve.
    Ad te clamámus éxsules fílii Evæ.
    Ad te suspirámus geméntes et flentes in hac lachrymárum valle.
    Eia ergo advocáta nostra, illos tuos misericórdes óculos ad nos convérte.
    Et Iesum, benedíctum fructum ventris tui, nobis post hoc exsílium osténde.
    O clemens. O pia.
    O dulcis Virgo semper María.  Dios te salve, Reina de misericordia, vida y dulzura, esperanza nuestra. Dios te salve. A ti llamamos, los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto de tu bendito vientre. Oh clemente, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María.
    V/. Post partum Virgo invioláta permansísti.
    R/. Dei génitrix intercéde pro nobis. V/. Después del parto quedaste Virgen inmaculada.
    R/. Intercede por nosotros, Madre de Dios.
    V/. A subitánea et improvísa morte.
    R/. Líbera nos, Dómine. V/. De una muerte repentina e imprevista.
    R/. Líbranos, Señor.
    V/. Ora pro nobis Sancta Dei génitrix.
    R/. Ut digni efficiámur promissiónibus Christi. V/. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios.
    R/. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo.
    V/. Dóminus sit semper vobiscuм.
    R/. Et cuм spíritu tuo. V/. El Señor esté siempre con vosotros.
    R/. Y con tu espíritu.

    Oratio / Oración
    Concéde nos fámulos tuos, quæsumus, Dómine Deus, perpétua mentis et córporis sanitáte gaudére, et gloriósa beatæ Maríæ semper Vírginis intercessióne a præsénti liberári tristítia,
    et ætérna pérfrui lætítia. Per Christum Dóminum nostrum.
    R/. Amen. Concede a nosotros, tus siervos, os rogamos, Señor Dios, que gocemos de perpetua salud de alma y cuerpo; y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, nos veamos libres de la tristeza presente y gocemos completamente de la alegría eterna. Por Cristo Señor nuestro.
    R/. Amén.

    http://www.hispanomozarabe.es/

    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #10 on: September 17, 2014, 11:55:47 PM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • LA SALVE DE SAN LUCAS

    Antes mencionamos la tradicional vinculación del rezo de la salve con la parroquia mozárabe de San Lucas. Nos referíamos a una tradición que arranca por lo menos de finales del siglo XV y que alcanzó gran popularidad en Toledo gracias al milagro de la salve y a Diego Hernández, -Diego de la Salve- y la historia de fervor mariano de la que fue protagonista.

    De las dos versiones del milagro que con el transcurrir de los siglos se han popularizado, la que nos merece más credibilidad es la que en 1594 nos presenta Alonso de Villegas, capellán mozárabe y beneficiado de la parroquia mozárabe de San Marcos, que conoció en persona al hijo de Diego de la Salve, y que dice así:

    «En Toledo ay seis iglesias que llaman Moçárabes, en las cuales todo el tiempo que esta ciudad estuvo en poder de moros se celebravan los oficios divinos, y ocurrían a oírlos y las frecuentavan los cristianos que estavan mezclados entre los moros, que por lo mismo eran llamados Mixtiárabes, y de ahí vinieron a llamarse las iglesias, y ellos, Moçárabes. Pues en una déstas, que es San Lucas, está una imagen de Nuestra Señora con su Hijo, assentada en una como silla, todo de madera. Es antiquíssima, y, o fuesse por respeto desta santa imagen, o por estar alguna grande y preciosa reliquia en la iglesia, de que no se tiene noticia, se han visto cosas maravillosas en ella, acerca de lo cual yo he hecho las diligencias que me parece que bastan para escrivirlo en este libro como cosa certíssima. Y fue assí, que por los años de Cristo de mil y cuatrozientos y noventa, poco más o menos, siendo cura desta iglesia de San Lucas Gaspar Manso, y viviendo en una casa allí cerca, vinieron un sábado por la tarde cerca de la noche a dezirle que en su iglesia avía música admirable de cantores, y que estava cerrada la puerta, que la hiziesse abrir para que todos gozassen della. Él, muy admirado por saber que la avía dexado cerrada y nadie dentro, tomó las llaves, y algo mal compuesto, sin detenerse en aliñarse o vestirse bien, con una ropa de levantar fue allá, y vido mucha gente a la puerta, que estavan oyendo la música. Él llegó y la oyó, y eran las bozes admirables, y cantavan la Salve a Nuestra Señora. Llegavan al cabo, y el cura abrió la puerta, y él y todos los que allí estavan entraron dentro, y vieron cuatro niños hermosíssimos, que cantavan delante de la imagen de Nuestra Señora la Salve, y porque acabaron al tiempo que la gente entró, ellos se vinieron a encontrar con los que entravan, y a vista de todos se desvanecieron, y no los vieron más. Entre otros muchos que oyeron la música, que entraron y vieron aquellos niños que eran ángeles, se halló un hombre lego, muy devoto y de buena vida. Éste tomó por devoción desde aquel día de llevar cantores o clérigos a la misma iglesia de San Lucas los sábados en la tarde, a la hora del anochecer, y dezían la Salve, el cual, también él mismo fue con esta devoción a San Lorenço y a San Juste, que son iglesias parroquiales y están cerca de San Lucas, y devía ser con alguna ocasión que la dexava de llevar a una destas iglesias e iva a la otra. Llamávase este hombre devoto Diego Fernández, y por esta su devoción era llamado de todos Diego de la Salve, y yo conocí y tuve amistad con un hijo suyo, clérigo muy recogido, que fue sacristán del Sagrario de la Santa Iglesia de Toledo, y se llamó Diego de la Salve 2. En el padre fue impuesto el nombre por su devoción, y el hijo le tomó de propriedad, llamándose assí siempre».

    Alonso de Villegas, Fructus Sanctorum y Quinta Parte del Flos Sanctorum, Cuenca 1594. Ed. de José Aragüés Aldaz, Revista Lemir nº 2, 1998. Es la misma versión que nos ofrece Erce Ximénez, Miguel en Prueba evidente de la predicación del Apóstol Santiago el mayor en los Reinos de España. Ed. Alonso de Paredes, Madrid 1648, p. 70.
     

    Posteriormente la historia fue adquiriendo tintes más dramáticos y moralizantes y el Diego Hernández que Alonso de Villegas nos presenta como un "hombre lego, muy devoto y de buena vida" pasó a convertirse en un joven licencioso de vida disoluta y descreído que al ser testigo del milagro se arrepiente y se convierte en fervoroso devoto de la Virgen:

    «Por los años de 1485 al 1490 vivía en Toledo una señora llamada Dña. Ana Ramos, que profesaba entrañable amor a la Santísima Virgen, en quien fiaba y esperaba la salvación de su único hijo, D. Diego Hernán, extraviado por las malas compañías del recto camino inculcado desde su niñez. Con esta finalidad implanta en la Parroquia Mozárabe de San Lucas la celebración de la Salve cantada, que costea para todos los sábados de su vida y luego dota en su testamento con carácter perpetuo. Pero su hijo no cuмple la manda testamentaria y a pesar de ello los vecinos de la Parroquia afirman que los sábados por la tarde, estando cerrada la iglesia, se oyen músicas y el canto de la Salve. Don Diego quiere acabar con aquellas fantásticas "beaterías" y un día irrumpe en el templo y detrás de él un gentío temeroso. Y allí, inundadas de luz las bóvedas, multitud de ángeles entonaban a su Reina la armoniosa Salve. Don Diego, repuesto de su emoción, hace pública confesión de sus pecados y costea desde entonces, con mayor esplendor, aquella Salve que terminaría sirviéndole de apellido. A su muerte fue enterrado en la puerta de San Lucas y se lee en su epitafio: "Para ser pisados por todo el que entre a venerar a la Santísima Virgen de la Esperanza y asista a los cultos. Aquí yacen los restos mortales de Don Diego de la Salve"»3.

    Castaños y Fernández, Concha, La Virgen de la Esperanza de San Lucas y su Salve, Crónica Mozárabe, nº 1. Toledo, abril, mayo y junio de 1969, ed. digital.
     

    En la iglesia de San Lucas, en la capilla de la Virgen de la Esperanza se conserva este cuadro de Miguel Vicente del siglo XVIII en el que se representa la descensión de los ángeles para cantar la salve:

    http://www.hispanomozarabe.es/



    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #11 on: September 18, 2014, 10:57:08 PM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • LA IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA DE SAN LUCAS

    La primitiva imagen de Nuestra Señora de la Esperanza descrita más arriba por Alonso de Villegas fue destruida en 1936 como otras tantas durante la feroz ola anticatólica que asoló toda España en aquellos turbulentos años. Tan solo se conservan el cetro, atributo de la realeza de María y el ancla de plata, símbolo de la esperanza, ofrecidos por Matías Vázquez en el año 1650. Se conserva también una imagen del siglo XVIII, más pequeña, conocida vulgarmente como «la Enfermera», que se utilizaba para la visita de los mozárabes enfermos, tal y como se recoge en las Constituciones de la Hermandad de los mozárabes.

     
    Grabado de Nuestra Señora de la Esperanza de San Lucas, en las Constituciones de la Ilustre y Antiquísima Hermandad de Caballeros Mozárabes de Nuestra Señora de la Esperanza, de la Imperial Ciudad de Toledo (1966)

    En el atrio de la iglesia de San Lucas pueden leerse unos antiguos versos alusivos a esta advocación mariana:

    Desde que el Godo aquí reinaba
    Toledo con fe ardorosa
    esta imagen milagrosa
    en San Lucas veneraba.
    Y en los siglos que lloraba
    cautiva su desventura,
    cuando ya exterminio augura
    del árabe la venganza,
    la Virgen de la Esperanza
    alentaba su fe pura.

    Era el arca de Noé
    en este templo María
    dentro del cual guarecía
    del buen cristiano la fe
    que entre milagros ya ve
    su victoria en lontananza
    pues por su Virgen alcanza
    Toledo su libertad.
    ¡Toledanos, recordad
    de San Lucas, la Esperanza!
     

    A esta imagen se le atribuyen algunos milagros como el que nos refiere Alonso de Villegas:

    «Poco después desto, dexando una muger que vivía cerca de la misma iglesia de San Lucas una criatura que criava, agena y de padres que tenían en ella puestos los ojos, en la cuna, en tanto que ella baxava al río que está allí cerca a lavar unos paños, cuanto bolvió halló la cuna trastornada, y la criatura muerta. Fue tal su sentimiento que alborotó toda la vezindad a bozes y gritos. No sabía qué hazerse con ella, ni cómo consolarla. Ella tomó el cuerpo muerto en sus braços y llevóle a San Lucas, y púsole sobre el altar donde estava la Madre de Dios, y allí, como leona, dio bramidos, y fue de suerte que, a vista de mucha gente, la criatura que vieron muerta primero, después la vieron con vida».


    http://www.hispanomozarabe.es/

    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #12 on: September 21, 2014, 04:40:25 AM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • ORACIÓN DE LA MAÑANA

    Cristo, Dios nuestro,
    que eres el sostenimiento de la tierra,
    es decir, de tu Iglesia,
    que te has dignado fundar
    en tus Apóstoles,
    como colinas excelsas,
    sé para nosotros
    fundamento de la paz
    y hacedor de la acción buena
    para que los que diariamente
    caemos en nuestras miserias,
    seamos salvados permanentemente
    por la solidez de tu fundamento.
    Por gracia de tu piedad.
    Dios nuestro,
    seas siempre bendito.
    Tú que vives y dominas todo
    por los siglos de los siglos.

    Amén.

     
    http://www.hispanomozarabe.es/

    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #13 on: September 21, 2014, 10:31:17 PM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • BENDICIÓN DE LA MESA

    Formulario simplificado para la bendición de la mesa  (Breviarium Gothicuм, p. CXLIV)



    V/. Bendice, Señor, este manjar y esta bebida que vamos a tomar, para que merezcamos consumir ambos, santificados por manos de tu Ángel.
    R/. Amén.

    V/. Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
    R/. Amén.

    V/. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, lo que él bendice y santifica tomémoslo con paz.
    R/. Demos gracias a Dios.
     
    http://www.hispanomozarabe.es/

    Offline poche

    • Hero Member
    • *****
    • Posts: 16730
    • Reputation: +1217/-4688
    • Gender: Male
    El Rito Mozarabe
    « Reply #14 on: September 22, 2014, 10:43:13 PM »
  • Thanks!0
  • No Thanks!0
  • BENDICIÓN DE LA MESA

    Formulario para cuando se quiera dar mayor solemnidad a la bendición familiar de la mesa (1). (Breviarium Gothicuм, p. CXLIV).



    V/. Los ojos de todos te están aguardando, Tú les das la comida a su tiempo.
    R/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
    V/. Abres Tú la mano, y sacias de favores a todo viviente.
    R/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

    V/. Los desvalidos comerán hasta saciarse, alabarán al Señor los que lo buscan; viva su corazón por siempre. El da alimento a todo viviente, porque es eterna su misericordia.
    R/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

    V/. Bendice, Señor, este manjar y esta bebida que vamos a tomar, para que merezcamos consumir ambos, santificados por manos de tu Ángel.
    R/. Amén.

    V/. Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
    R/. Amén.

    V/. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, santo y bendito; que nos aproveche en paz.
    R/. Demos gracias a Dios.
     

    http://www.hispanomozarabe.es/